La idea que tengo de quien soy

Nuestro mayor enemigo puede ser la idea que tenemos de quienes somos. Quizás sean ideas que hayamos creído después de experiencias limitantes o que nos hayan impuesto la familia, el colegio, la sociedad, la cultura…

Quien verdaderamente somos es una experiencia, nadie puede contarnos. Tenemos que llegar ahí por nosotros mismos.

Vivir soñando

Olvídalo, la vida no va a complacerte, no lo hará. La vida, las personas, no están aquí para hacerte feliz. Todo está ahí para que puedas despertar del sueño de la mente. Nada más.

Menosprecio

Una persona que te trata con menosprecio solo te está diciendo lo poco que se aprecia a sí misma.

Limitados por el conocimiento

En nuestra sociedad la sed de conocimiento es infinita, pero la información en sí no es nada, no puede llevarte más allá.

Para ir más allá necesitas sabiduría, un conocimiento que se asienta en la experiencia y que es en sí un estado de conciencia de apertura.

Para ir del conocimiento a la sabiduría necesitas romper los muros que el conocimiento ha construido dentro de ti y dejar un espacio de presencia por donde tu luz se cuele y te hable desde la certeza de saber de verdad.