Un lugar lleno de vida

Los pensamientos son mágicos, pueden llevarnos literalmente de una a otra realidad, 

Cuando pasas el día navegando entre pensamientos y emociones acabas por no sentirte vivo.

-¿Qué es la vida?, me pregunto. ¿Qué es realmente vivir? ¿Cuándo es que me siento realmente vivo? Porque hay una clara diferencia entre vivir y sobrevivir.

Definiría la sensación de vida como sentirse centrado, conectado con uno mismo y con lo que le rodea; en oposición a sentirse descentrado, disperso, fuera de uno mismo.

Al vivir interactuamos con el mundo mientras mantenemos una sensación de vitalidad y bienestar y a la vez tenemos la certeza interior de que la vida es mucho más que aquello que observamos.

En los espacios de vida que se encuentran entre uno y otro pensamiento podemos sentir nuestra esencia vital. Todos tenemos la capacidad de entrar en estos espacios, están más allá de las ideas y en ellos el mundo se transforma en algo vivo.

Una herramienta infalible para crear espacio entre los pensamientos es la observación. Se trata de observar todo lo observable, a nivel interno pensamientos y emociones y a nivel externo experiencias, situaciones de vida o personas.

Todo aquello que puedas observar, interno o externo, es ilusorio, no porque no exista, sino porque existe solamente de forma fugaz. Es decir, es real mientras dura, pero está destinado tarde o temprano a desaparecer.

Siguiendo con este experimento de la observación, hay que tener en cuenta que lo que puede ser observado no forma parte de nuestra naturaleza, por ello lo dejamos ir y seguimos observando y descartando todo hasta hallar lo único que no está sujeto al cambio: el observador.

Sencillo y difícil a la vez.

Circunstancias, personas, estados mentales, pensamientos, sonidos, percepciones…. Nada de eso es lo que somos, identificarnos con ello tiene graves consecuencias: cada vez que las circunstancias cambian o las personas se van tenemos la sensación de morir con aquello que se va.

Solo podemos dejar de morir (y de sufrir) cuando dejemos de identificarnos con las cosas que vivimos y percibimos.

Nuestros pensamientos, que bien utilizados son poderosos y muy útiles, si los seguimos a ciegas sin cuestionarlos pueden desequilibrarnos y crear realidades no deseadas.

Los pensamientos son mágicos, pueden llevarnos literalmente de una a otra realidad, pero no forman parte de esa realidad mucho más vibrante de vida que puede percibirse solo cuando no pensamos.

A pesar de lo útil del pensamiento positivo lo cierto es que estamos y nos sentimos más vivos cuando no estamos pensando. El pensamiento es una herramienta maravillosa para crear, pero mientras estamos pensando, imaginando o proyectando nos desconectamos de la vida aquí y ahora.

Por ello necesitamos equilibrar ambas cosas. En estos momentos vivimos demasiado tiempo en nuestra cabeza, demasiadas horas al día fuera del ahora. Necesitamos crear espacios de observación para observar y sentir.

Mientras observamos (sin interpretar) estamos fuera de nuestra mente y desde ahí podemos jugar con el pensamiento a crear realidades. Este lugar que creamos con la atención consciente es espacioso, amable y confortable; un lugar lleno de vida.

Si quieres tips para hayar ese precioso lugar puedes echar un vistazo a La felicidad, una conquista diaria. El él encontrarás muchas herramientas que te ayudarán a encontrarlo.

Un abrazo cariñoso,

Maite Bayona

Pd 1: ¿ Te has encontrado alguna vez en ese lugar donde no estás pensando y te sientes genial? ¿ Quizás en la naturaleza? ¿ Quizás alguna experiencia detuvo tu mente y pudiste sentirte en ese lugar? Muchas gracias por compartir tu opinión y experiencias en comentarios…

 

Un comentario

  1. May I simply say what a relief to discover an individual who actually understands what theyre discussing online. You actually realize how to bring an issue to light and make it important. More people should check this out and understand this side of the story. I was surprised you arent more popular since you definitely have the gift.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Iniciar una Conversación
¡Hola! Haz clic para chatear por WhatsApp
Te atenderé en breve